viernes, agosto 03, 2007

Dibujos y Acuarelas de Maestros en Sala Viña del Mar, Chile

Obras maestras de la acuarela nacional y belleza del desnudo humano en nuevas exposiciones

Víctor Hugo Arévalo y Luis Guzmán, considerados dos maestros en la técnica de la acuarela a nivel internacional exponen su más recientes obras en la Sala Viña del Mar, a lo que se suman los desnudos en grafito de Mónica Garcés en la Antesala Viña.

En el caso de Arévalo, abundan paisajes emblemáticos chilenos como el tradicional ascensor porteño “Artillería”, “Castro en grises”, los ríos Cruces y Calle Calle de Valdivia junto al cerro Alegre de Valparaíso, con una de las vistas más bellas de la bahía.

“Yo pinto todos los días y siempre me impresiona el paisaje chileno que es de una diversidad impresionante. Desde el norte hasta el sur tenemos todos los paisajes del mundo reunidos. Desierto, campos y montañas conviven en nuestra geografía”, señala Víctor Hugo Arévalo.

“Farellones”, el “canal Tenglo”, “Arboles amarillos”, “Otoño luminoso” y “Difusos en el campo” también dan cuenta de toda la maestría del artista en el manejo del color y de la forma, sin que se note una sola pincelada. Al respecto, señala que “la acuarela es una dama fina y exigente que conquista con lo sutil y no admite correcciones, o la obra queda bien de una vez o se rompe, por lo que el pintor debe tener la seguridad absoluta de lo que va a hacer previamente”.

Uno de los aspectos sorprendentes de su obra es que le interesa integrar al observador en una visión sincrética, entregando algunos elementos de juicio para que el público complete la ideas, se identifique con la obra y participe.

Por su parte, Luis Guzmán entrega su visión de los paisajes latinoamericanos y los personajes que los habitan en las obras “Santa Prisca” (Taxco), “En una calle de México”, “Guanajuato”, “Venecia”, a lo que se agregan diversas localidades nacionales como “Rinconada” y “Lavadero en “Quinchimalí”. Destaca también el dominio de la técnica acuarela en el manejo del claroscuro en “Casa Antigua” e “Iglesia de Chonchi”.

“Estos dos artistas tienen la formación de profesores normalistas que nos están entregando un legado a través del arte de aquella pedagogía que en Chile marcó todo un hito en la formación de nuevas generaciones. Ellos predican con el arte, y logran llenar de luz la galería con la belleza de los paisajes y su colorido, cada uno con su estilo y sello personal”, destaca Jorge Salomó, Gerente de la Corporación Cultural de Viña del Mar.

Una mirada sobre la belleza y perfección del cuerpo humano a través del desnudo es el tema que explora Mónica Garcés, artista nacida en Talca (Chile) que se formó en el Diseño Publicitario y ha dedicado los últimos años de su vida ha trabajar en la creación visual.

“Su preocupación radica en el dibujo y la composición, aspecto que ejercita a través de los carboncillos, que le permiten descubrir los efectos de las luces y las sombras, la volumetría y las perspectivas” señala Jorge Salomó.

La mayoría de estos carboncillos fueron realizados por Mónica Garcés durante su estadía en México desde el año 2003, en largas jornadas de trabajo para lograr el rigor en esta técnica compleja, en un tiempo de gran motivación por plasmar su inquietud creativa.

Si bien muchos de estos dibujos quedaron en dicho país, una selección de ellos conforman esta primera exposición de la artista en una galería nacional.

Las muestras, organizadas por la Municipalidad y la Corporación Cultural de Viña del Mar, permanecerán abiertas al público hasta el 18 de agosto, de lunes a sábado entre las 10:00 y 20:00 horas, en horario continuo. Entrada liberada.

No hay comentarios.:

La Universidad de Playa Ancha de Valparaiso,UPLA recupera libros y documentos perdidos durante el golpe militar de 1973

Recuperar documentos y material gráfico  para generar memorias respecto a las prácticas de eliminación y destrucción de libros consider...